Tag Archive antí­doto

La enfermedad

Estetoscopio

¿Qué es la enfermedad?

 

La enfermedad es una desarmonía en el conjunto de lo que somos. Es una llamada de atención para recuperar el equilibrio. Es una oportunidad como cualquier otra más, de demostrar quienes somos. Es un aliado que nos permite traspasar barreras. Es un examen de final de carrera que nos gradúa en la universidad de la vida. Es el Amor que nos enseña que está en todos los sitios. Es la oscuridad que nos muestra la luz que somos. Es Dios mismo que baja a los infiernos para decirnos que siempre está con nosotros.

 

Si amamos la enfermedad, abrimos las puertas a la paz y la propia paz las abre al amor, es un círculo cerrado que comienza en nosotros mismos, nosotros lo iniciamos y en nosotros se cierra. Para recibir amor, tenemos que darlo, en todas las circunstancias, donde no lo hacemos, nos lo negamos, rompemos el círculo y sentimos que nos falta algo.

 

La enfermedad es oscuridad a la que hay que llevar la luz. Nos brinda esa oportunidad, mostrar lo mejor que tenemos, lo que realmente somos.

 

Las ideas de querer acabar con ella, de temerla, de eliminarla, provienen todas ellas de la propia oscuridad que sustenta la enfermedad.

 

El mejor antídoto es el Amor, el cariño, la ternura, la comprensión, la compasión, la alegría, la sonrisa interior…

 

Esa debería ser toda la farmacia que necesitásemos, saber amar en toda circunstancia, saber perdonar, no perder nunca la alegría interna, tener la certeza de que todo es perfecto tal cual es y dejar de luchar con la vida, ser como el agua del rio que choca contra las piedras del camino y prosigue su viaje, disfrutando los remolinos.

 

Oh, mi amada enfermedad, cuanto me enseñas cuando me visitas. Eres un maestro extraño, rechazado, no reconocido y sin embargo siempre pretendes enseñarnos la lección más importante de la vida, incansable, despertarnos del sueño en el que estamos y comenzar a vivir.

 

Yo te doy las gracias en mi nombre y en el de todos mis hermanos que no te reconocen, que te temen o te rechazan, que no saben aprovechar la oportunidad de atravesar esa circunstancia, dando lo mejor de sí mismos y saliendo fortalecidos.

 

Bendita eres entre todos los maestros. Ardua es tu labor, ayudar a despertar a la humanidad, recordarnos quienes somos, de dónde venimos y a dónde vamos.

 

Te acojo entre mis brazos y al igual que a la más bella mujer, me desnudo contigo y me duermo a tu lado en un tierno abrazo.

 

Gracias por tu respuesta a mi petición de ayuda.

 

Besos y abrazos sin tiempo.

 

Tags, , , ,