Consulta

Consulta

Tarjeta presentación sin TFN

¿Qué puedo ofrecerte?

Te ofrezco mi tiempo el cual es mi vida, podemos contactar por teléfono, por e-mail, por skype (no tengo buena señal de Internet y a veces falla), presencialmente e incluso, existe la posibilidad de quedarte algunos días en mi casa si realmente los necesitas.

¿Cómo puedes tener un primer contacto?

Rellenando el formulario del final de este documento

¿Qué tienes que tener en cuenta?

Mi doble motivación de estar abierto a esto, es poder servir de ayuda a quién lo pueda necesitar y seguir abierto a seguir aprendiendo. Por mi tiempo no cobro nada pues creo que eso no me corresponde. Ya sé que el mundo dice lo contrario, que tengo que poner precio a mi tiempo, que me tengo que valorar, pero eso no va conmigo. Personalmente me tengo en muy buena estima y de hecho, al actuar de esa manera siento satisfacción interna. Creo que mi responsabilidad es dar lo mejor que tengo a quién sienta que lo puede aprovechar y también creo que quién recibe tiene que dar, pero tiene que ser él quién valore lo que recibe y a quién se lo ofrece,

De hecho eso es parte ya de su sanación, pues eso que le pido no es algo que le pido para mí, se lo estoy pidiendo para él, para que lo haga en su vida con todo lo que le acontece, para que aprenda a valorar lo que tiene, lo que le rodea, para que viva en el agradecimiento y no solo en el intercambio monetario que le quita el alma a todo.

Llevo ya muchos años sin pedir nada a cambio y son muchos, la gran mayoría los que lo único que han dado ha sido un “gracias”. Aparentemente yo no solo no he ganado, sino que además he perdido el tiempo, eso es lo que parece, pero no es esa mi experiencia, lo que me ha hecho falta no me ha venido a través de quienes han podido recibir mi ayuda, el universo me lo ha dado de otra manera, son aquellos que no han sabido valorar lo recibido, quienes han perdido una hermosa oportunidad, quienes no han sabido recibir lo ofrecido, quienes creen haber aprendido algo y no saben demostrarlo.

La “vida”, va poniendo todo en su sitio, sigo haciendo lo mismo, pero ahora si alguien quiere que salga de mi espacio, para dedicarle mi tiempo, tiene que demostrarme que me conoce, que me valora, que me aprecia, que de verdad está abierto a escuchar y a poner en marcha en su vida lo que digo de mil maneras distintas. A ese le acompañaré por un breve instante, hasta que suelte sus cadenas y sea libre.

Si tú que lees estas palabras crees que yo puedo ayudarte a levantarte de donde te encuentres, yo te preguntarí­a si has leí­do mi libro, en esta web tienes información sobre él y además también puedes comprarlo y si no quieres gastarte un duro, puedes entrar a mi perfil de Facebook y leer sobre las notas que escribo, para ver si sintonizas conmigo o no.

No quiero que empieces una relación conmigo desde la escasez, de hecho no quiero que empieces ninguna relación en tu vida con ese aliado, quiero pedirte que seas agradecido en todo en tu vida, incluso aunque estés en el peor infierno, de hecho allí­ es cuando más lo necesitas, quiero alimentarme no de tu dinero, ni de tus halagos si no de tu agradecimiento el cual se puede mostrar de infinitas maneras. No te pido que seas agradecido conmigo, te pido que lo seas con la vida, con todo lo que te rodea, con todo tu mundo, pues el universo te contesta con la energí­a con la que le pides.

Si haces esto quizás no necesites tener contacto conmigo o lo tengas desde otro lugar muy distinto.

El agradecimiento es una llave que abre las puertas a la felicidad, a la paz, al amor.

Antes de llamar a esta puerta, párate un momento, siente; si realmente piensas que tener contacto conmigo va ayudarte en tu camino, y si crees que eso es posible, entonces hazte un favor a ti mismo, no pienses solo en lo que vas a recibir, piensa también en lo que se te está dando e incluso si eres incapaz de verlo, aprende a valorarlo, pues eso te abrirá las puertas a ver lo que ahora eres incapaz de ello y luego muestra tu agradecimiento, él es la mejor medicina que puedes tener. De hecho cuando nos sentimos colapsados por el hecho que sea, estamos dejando de ser agradecidos, con la vida, con lo que nos rodea, con nosotros mismos.

El mejor regalo que puedes hacerme, es el mismo que el que te puedes hacer a ti mismo, nada puede llenarme más que ver como alguien se libera del miedo, deja de luchar y vive el momento presente como un regalo.

Si por un instante decides y el universo conspira para que te acompañe por un momento en esa senda, me sentiré agradecido de poder servir a ese propósito.

¿Qué es para ti el dinero?, ¿Cómo lo valoras?, ¿Que te gustarí­a recibir si te intercambiaras de posición y fueses tú, quién da el apoyo y dedica su tiempo a quién lo necesita? Nadie puede responder por ti, por eso eres tú quién tiene que valorar lo que recibe. Ello te ayudará a conseguir lo que quieres para ti mismo, pero antes, primero tienes que demostrarlo, tienes que dar lo que quieres recibir.

Aparte de un pequeño formulario, dejo un enlace para que quién lo sienta, quién desea mostrar su agradecimiento también a través de la forma del dinero, pueda complacerse a sí­ mismo con ese regalo, pues recuerda esto y no lo olvides nunca, no lo creas, atrévete a experimentarlo y comprobarlo por ti mismo, “Lo que das recibes”.

 

Feliz travesí­a. Abrazos sin tiempo.

.

[dt_contact_form fields=”name,email,country,message” required=”name,email,message”]